Este cortometraje es una crítica al consumismo causado por la tecnología. Muestra como, poco a poco, nos hemos convertido en esclavos de la tecnología y nos invita a reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo…

¿Cuan sensato es comprar el último “gadget” tecnológico que acaba de salir al mercado?

¿Para qué quiero tenerlo? ¿Cuál es la razón de fondo? ¿Se trata de funcionalidades mejoradas y muy superiores al aparato que tengo ahora? o ¿se trata de querer aparentar status, “pertenencia” a una “elite”? y en todo caso, ¿qué tipo de “elite” es esa? 😀 ¿quiero realmente “pertenecer”?

La realidad es que los avances en funcionalidades a la ultima versión normalmente no justifican ni los altísimos precios de lanzamiento, ni las supuestas nuevas funcionalidades que pretenden hacernos creer que tienen, ni mucho menos pasarse una noche entera acampando en la puerta de la tienda para ser el primero en comprarlo mañana cuando abran… 🙂

 

La verdad es que nuestro estilo de vida ha sido y sigue siendo “diseñado” por las campañas de marketing y los millones de dolares que se invierten instalando necesidades donde antes no existían.

La manera de escaparnos de esta trampa de consumo es bastante simple… pararse a pensar, tomar conciencia y verificar si lo que estamos por comprar está alineado con:

  • lo que realmente necesitamos
  • lo que teníamos planificado en nuestro presupuesto de ingresos y gastos para el mes, trimestre o año
  • lo que hace mejor nuestra calidad de vida y acrecienta nuestro bienestar
FacebookTwitterEmail