¿Lo conoces? ¿escuchaste hablar de él? ¿leíste alguno de sus libros?

Tony es un maestro en lo que hace, un artista, ha transformado la vida de millones de personas alrededor del mundo.

Ha transformado mi vida también en varios sentidos, me ha inspirado y motivado a explorar mucho más dentro mío, encontrar nuevos niveles de autenticidad y profundidad… esos niveles desde los cuales solo algo bueno puede emerger… 🙂

Hay una frase de Tony que me parece contundente:

La gente sobrestima lo que puede conseguir en un año y subestima lo que puede lograr en 10 años.

Todos queremos que nuestros sueños se vuelvan realidad “instantáneamente”, vivimos en una cultura del “llame ya!”, lo quiero ahora y no puedo esperar! y generalmente nos ponemos objetivos grandilocuentes que luego nos llevan a fracasar y sentirnos frustrados por diversas razones:

  • Nos quedamos en el plano mental, de las ideas y no accionamos hacia nuestros sueños
  • Tenemos miedo y no nos animamos a dar el primer paso
  • O bien, luego de dar el primer paso nos encontramos con el primer signo de oposición y abandonamos
  • O nos demoramos, nos distraemos y como me había dicho que quería eso para fin de año, al darme cuenta que ya no queda tanto tiempo y que no podré lograrlo antes de fin de año, simplemente desisto…
  • Me disperso, pospongo… no logro mantener el foco claro y persistir… no estoy abierto al aprendizaje que este nuevo desafío me trae
  • …y tantas otras explicaciones que nos roban nuestros sueños

He encontrado que la manera de lograr mucho, la manera de ver tus sueños cumplidos es casi siempre al revés de lo que lo habitual sugiere… 🙂

“Ver para Creer” reza el refranero popular…

Cuando en realidad es justo al revés, para poder “ver” nuestros sueños cumplidos, primero tenemos que “creer” y “crear” en nuestro interior. No sé Uds., pero a mí me pasa que hasta que no creo que puedo lograrlo, no lo intento realmente, al menos es mi patrón, quizás no sea el de todos, pero para mí es clave “creer”, eso abre la posibilidad de que luego me mueva y accione para “crear” en la realidad física aquello que ya diseñé antes en mi interior como algo posible para mí. En mi caso es un proceso bastante lógico y racional, de causa (“Creer”) y efecto (“Ver”). Para mí, tener la confianza en que lo podemos lograr, creer en nosotros, creer en nuestra capacidad de concretar es el primer paso. Incluso, tener la convicción de que aquello que no sabemos manejar hoy  lo vamos a poder aprender, me da una sensación de tranquilidad y confianza que vuelven los logros inevitables… ya que desde esos aprendizajes vamos a poder generar la transformación necesaria para conseguirlos.

“Cuando lo consiga seré feliz!” nos decimos…

Entonces suspendemos nuestro bienestar y no nos permitimos ser felices hasta conseguirlo, nos ponemos en estado de tensión y esfuerzo permanente porque “así se consiguen las cosas que valen la pena”. ¿Cuantos vivimos presas de la “cultura del trabajo duro”? 🙂

La verdad es que esto también funciona al revés ya que al sentirnos felices con lo que tenemos, con lo que somos, entonces incrementamos sustancialmente nuestras chances de conseguir todo aquello que nos proponemos. No podría ser de otro modo, para crearlo, tenemos que creerlo (en nuestro interno) y una vez que ese “click” interno ocurre, luego ya no podemos evitar “verlo” (en la realidad externa)… es imposible que una persona que se siente rica y afortunada con todas las bendiciones que ya tiene en su vida… es simplemente IM-PO-SI-BLE que no manifieste una experiencia de vida abundante y próspera, IM-PO-SI-BLE… 🙂 lo único que controlamos es nuestro estado interior, nuestros pensamientos y por ende como nos sentimos. Y desde ese lugar, creamos segundo a segundo, conscientemente o de modo inconsciente. La realidad que vemos es simplemente el resultado de algo que ya hemos creado en nuestro interior antes.

Es sabido que soy un gran admirador del trabajo de Tony, quienes me conocen y me siguen han visto sus frases en mi Facebook, y recomendaciones sobre sus libros, entrevistas y demás en este espacio, en mis cursos y charlas. Es que Tony tiene esa capacidad de quebrar tus barreras e ideas limitantes y conectar con lo que está adentro, con lo que es más real de cada uno de nosotros, y desde allí, todo se vuelve posible y empezamos a experimentarlo hasta como algo “simple”… 🙂

Tony Robbins es un maestro en esto, es tan experto y su poder transformador tan contundente que logra ayudar a gente a destrabar temas pesados de su historia personal en segundos. El 15 de Julio acaba de salir un documental sobre su evento anual “Cita con el destino”. La película “No soy tu Gurú” que ya se encuentra disponible en Netflix, tomate un par de minutos para ver su trailer:

La verdad es que los cambios más dramáticos que muchas personas hemos logrado tienen que ver simplemente con un “click” interior que sólo llevó un instante, ese instante que cambió tu percepción sobre tus posibilidades y sobre lo que querías para tu vida, ese instante en el que te diste cuenta que esa era la persona para vos, ese instante en que aceptaste que esa relación ya no debía continuar, ese instante en que tu hija recién nacida te miró a los ojos y simplemente supiste que no había vuelta atrás, ese momento de inspiración en ese trabajo que no te llenaba que te llevó a verte como emprendedor… ese instante contemplando el follaje de los árboles moverse con la brisa y te reconociste como una persona bendecida… la realidad es que aquí estamos frente a una paradoja, una de las más interesantes que conozco y Tony lo explica de modo brillante:

Todos los cambios grandes tienen que ver con procesos, normalmente procesos largos que te van llevando a ciertos aprendizajes hasta que estás preparado para dar el salto. Pero la realidad es que tu vida cambia en sólo un instante, ese instante en que ves la posibilidad y la aceptas como válida. Lo que pasó es que quizás necesitaste de todo un proceso para llegar a ese punto en el que pudiste verlo. Pero el cambio interno lleva solo un instante.

Y de eso se trata su evento anual, y esta película que acaba de salir documenta ese proceso de una semana en el que Tony hace su “magia” y transforma la vida de tantas personas hambrientas por mejorar. Vengo hablando con varios amigos queridos de organizar un viajecito especial para tomar este seminario y luego de ver esta película creo que ya es momento de meterlo en mi lista de accionables… 😀 así que Tony, nos vemos en breve, personalmente 😉

Si quieres ver la entrevista que le hizo Marie Forleo en su programa, puedes hacerlo aquí.

 

FacebookTwitterEmail